Dra. Patricia Elizabeth Soto
Medica Veterinaria

contacto@geabioseguridad.com

 

Cuatro puntos críticos para comenzar a aplicar bioseguridad

 

El término Bioseguridad hace referencia a “un conjunto de medidas que se deben realizar diariamente para prevenir el ingreso de agentes patógenos a los establecimientos avícolas, como así como también la recirculación de los mismos en el lugar". 

Estos microrganismos o gérmenes son capaces de provocar enfermedades que causan pérdidas en la producción, disminuyendo la rentabilidad del negocio.

El concepto de Bioseguridad es tan simple como la prevención: para poder Ilevar a cabo esto, se necesita conocer los 4 puntos críticos principales que tiene un establecimiento porcino para comenzar a aplicar medidas de bioseguridad. 

 

1 Distancia entre establecimientos

 

 

La distancia mínima entre establecimientos debe ser superior a los 3 kilómetros y la misma distancia debe tener con la ruta.

Si usted ya tiene un establecimiento cuya distancia es menor a la sugerida, refuerce la bioseguridad con barreras forestales, las mismas no deben estar encima del galpón, sino alrededor del cerco perimetral. 

 

2 Ingreso a la granja

 

 

El ingreso a la granja es la primera barrera que debemos tener en cuenta para la prevención.

Personas: Toda persona que ingrese al establecimiento debe realizar las siguientes acciones para disminuir la probabilidad de ingreso de agentes patógenos. Dejar la ropa de calle en el área sucia y vestirse con ropa limpia del establecimiento.

 

 


Insumos: Todo insumo debe ser desinfectado antes de ingresar a la granja ya que no conocemos su procedencia. 

 

 

Vehículos: Este es uno de los vectores más importantes debido al volumen que pose y a los lugares donde transita. Debe desinfectarse todo vehículo que ingresa al establecimiento, en su totalidad, no solo las ruedas, sino también la parte superior, inferior y laterales. 

 

 

 

 

3 Circulacion dentro del establecimiento

 

 

Las enfermedades recurrentes se deben a la circulación dentro del establecimiento, pasando de un área a otra sin bajar la contaminación que trasladan en las botas, ropa, manos y herramientas. 

Para evitar esto se recomienda: 

Circular siempre de las áreas más limpias hacia las áreas más sucias. 

 

Lavado constante de manos, botas y herramientas. 

 

Las tareas diarias comenzar primero con los animales de menor edad y luego continuar con los más grandes. 

 

 

Una vez que se terminan las tareas de las áreas se van cerrando y evitando retroceder, de esta forma evitamos la contaminación cruzada. 

 

 

4 Orden, Limpieza y Desinfección 

 

 

El mantener ordenadas todas las áreas, previene la propagación y circulación de roedores, insectos y arácnidos. 

La limpieza y la desinfección deben ser conscientes. 

Una buena limpieza disminuye la materia orgánica que los microorganismos necesitan para reproducirse.

Para esto es necesario utilizar un detergente adecuado, los cuales desarrollaremos en las proximas ediciones para que puedan elegir el más adecuado según el tipo de residuos que desea eliminar. 

Desinfectar, sin lugar a dudas, mata la mayor cantidad de microorganismos, esto nos permite eliminar y erradicar enfermedades, evitando la propagación de enfermedades dentro del establecimiento 

La limpieza del exterior de los galpones es parte de la bioseguridad. 

 

* La autora de este artículo es consultora, asesora y auditora de establecimientos avícolas y porcinos. Desarrollo de Buenas Practicas de Bioseguridad (BPB).

 

 

 

 

 

 

Comente esta nota
Ver los comentarios

 

 

 

 

 

 

 

 


 

 

| <<< Volver al inicio

¡CSS Válido! Valid HTML 4.01 Transitional

Copyright © 2005 Universo Porcino.